domingo, 14 de diciembre de 2008

Los Medicina "Ortodoxa" miente sobre el Cancer

Una vez pasé una noche en casa de un amigo mío en París. Este amigo trabajaba para una turbia empresa de estudios económicos y estaba preparando un informe para una compañía fabricante de aperitivos que debía explicar la razón por la que estaba perdiendo tanto dinero. A mi amigo, esta tarea le estaba resultando muy difícil y no conseguía que su trabajo avanzase. Le pregunté qué era exactamente lo que estaba yendo mal. "Es muy sencillo", me dijo. "La razón de que la compañía esté quebrando es que el director gerente es un desastre, y sus dos hijos y su yerno, que dirigen la compañía con él, son aún peor. Pero no puedo decir eso ¿a que no?, porque si lo digo no me pagarán; así que me tengo que inventar otra razón para explicar la crisis que está sufriendo la compañía, y no es fácil, te lo aseguro".
Esta misma situación se ha estado dando durante años en el frente de la cancerología. El cáncer es una enfermedad que, ahora mismo, está afectando a una de cada tres personas; y todo el mundo sabe en su fuero interno, a tenor de los innumerables estudios y desde la experiencia de los grupos vulnerables, que las causas principales son la exposición a productos químicos carcinógenos (que provocan cáncer) y a radiaciones ionizantes provenientes de rayos X, pruebas nucleares y emisiones radioactivas de instalaciones nucleares. Sin embargo, la "ortodoxia del cáncer", encabezada por el Instituto Nacional del Cáncer de los EE.UU y el Fondo Imperial para la Investigación del Cáncer (Imperial Cancer Research Fund) del Reino Unido no admiten este hecho. Tampoco lo hacen, por supuesto, las aún más poderosas industrias química, farmacéutica y nuclear, que son las que financian prácticamente toda la investigación que se realiza sobre las causas del cáncer y que garantizan que la actual epidemia de cáncer se atribuya a cualquier cosa excepto a la exposición a sustancias químicas o radioactividad.

Las cifran han estado aumentando desde el comienzo de la era industrial, puesto que los casos de cáncer hasta entonces habían sido muy raros, y en algunas zonas al parecer inexistentes. Lo mismo se podría decir de otras "enfermedades de la civilización" tales como enfermedad cardíaca isquémica, diabetes, úlcera éptica, apendicitis, venas varicosas y caries; enfermedades cuya incidencia, antes de la muy reciente "quimicalización" del Tercer Mundo, aumentó a la par que el producto nacional bruto per cápita (PNB).
Esto está en consonancia con las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, según la cual la tasa de cáncer en los años 1967 y 1968 varió de un país a otro de acuerdo con su PNB per capita. Así, la isla Mauricio, con un PNB per cápita de 140 dólares al año en aquella época, tuvo una tasa de cáncer anual de 216 por millón entre los hombres; en Sri Lanka, con un PNB per cápita de 225 dólares fue de 316 por millón; y fue de 1.115 por millón en Portugal, con un PNB per cápita de 479 dólares; mientras que en los EE.UU, con un PNB per cápita por entonces de 3.960 dólares, la cifra fue de 1.698.

De hecho, tal y como se señaló en el famoso informe del Instituto de Massachusetts de Tecnología (M.I.T) de 1997, llamado "Impacto del Hombre en el Medio Ambiente Mundial", "los efectos sinérgicos entre polucionantes químicos están casi siempre presentes". Por ejemplo, una pequeña cantidad de DDT aumenta en gran medida el daño hepático producido por cantidades pequeñas de tetracloruro de carbono. Los efectos tóxicos de este solvente también se ven aumentados en cien veces si uno añade fenobarbital, un fármaco de uso habitual. Además, las sustancias químicas sufren cambios a lo largo de los años (entre otras cosas se corrompen y, en algunos casos, el producto de descomposición puede ser más pernicioso que el material original). Así, el pesticida heptacloro deriva a epóxido de heptacloro y después a epóxido-cetona-heptacloro, siendo cada sustancia más carcinógena que la precedente. Sin embargo, poca investigación se ha llevado a cabo para identificar el posible subproducto derivado de muchas otras sustancias químicas potencialmente carcinógenas que se producen.
Otro problema es que tiende a haber un largo retraso entre la exposición al carcinógeno y el desarrollo de diferentes tipos de cáncer. Pueden llegar a pasar hasta cuarenta años o incluso más, habiendo cánceres específicos que no se manifiestan hasta la siguiente generación, como es el caso del Dietilestilbestrol (DES), una hormona que en una época se prescribió a mujeres embarazadas, algunas de cuyas hijas desarrollaron como resultado una forma rara de cáncer vaginal.
Naturalmente, sólo resulta "económico" realizar tests durante períodos mucho más cortos de tiempo e, incluso administrando dosis más altas de lo normal, es poco probable que los resultados obtenidos nos digan a ciencia cierta cuales serán los efectos a largo plazo.

Epstein demuestra que, a pesar de las afirmaciones de la "ortodoxia del cáncer" y de los billones invertidos en la investigación del cáncer, se han hecho muy pocos progresos. Los métodos "científicos" convencionales de tratamiento pocas veces son eficaces, excepto en el tratamiento de unas pocas formas aisladas de cáncer, tales como ciertos tipos de leucemia, y ya no hay argumentos válidos que se puedan exponer en contra de la investigación seria sobre métodos "no científicos" alternativos de tratamiento, muchos de los cuales resultan prometedores. Con todo, la mayoría de los científicos están de acuerdo en que se debe poner el acento en la prevención más que en la cura. Sin embargo, para muchos de ellos, la prevención consiste meramente en promover cambios en el estilo de vida, en particular adoptando una dieta rica en vegetales y fruta (tanto si éstos son de cultivo biológico como si han crecido a base de químicos carcinógenos). La prevención para Ross Hume Hall, Epstein y otros científicos serios significa algo más que eso. Incluso, aún cuando los vegetales y frutas frescas de nuestra dieta son de cultivo biológico seguimos estando expuestos a toda clase de sustancias químicas
carcinógenas que están presentes en el aire que respiramos, en la lluvia que cae sobre nuestras cosechas y en el agua que sale de nuestros grifos. A nivel general, la industria experimenta el creciente problema de cómo deshacerse de sus residuos. Los métodos utilizados, que están siendo autorizados de más en más en todos los lugares del mundo, son cada vez más irresponsables. Así, a medida que los vertederos se llenan, la costumbre es incinerar los residuos, incluyendo los residuos plásticos que contienen PCBs, un proceso que con frecuencia conlleva la emisión de dioxinas altamente carcinógenas.

La prevención solamente puede significar la inversión de esta corriente, y esa inversión tiene que ser rápida y eficaz. No podemos seguir permitiendo a los industriales envenenar nuestro medio ambiente con sus materiales carcinógenos. Deben sencillamente dejar de producirlos.
Se hace necesaria una gran campaña popular que les obligue a hacerlo. No se puede admitir ninguna otra alternativa, ni social ni moralmente.

Articulo de EDWARD GOLDSMITH
http://www.amcmh.org/PagAMC/medicina/articulospdf/57MientenExp.pdf

2 comentarios:

  1. LA RADIO DE MARTIN GRANDE, el locutor, presenta este artículo de reflexión entre Martín Grande el bailantero salteño y GRANDE MARTIN ahora empresario chileno:

    Grande Martín le pregunta a MARTIN GRANDE ¿Qué era El Swow de la Remera Mojada? Martín Grande responde a GRANDE MARTIN: "Me andaba muriendo de hambre y organizaba el Terremoto Bailable de la Remera Mojada y las negras se prestaban a este juego que nos permitía despues pasar el resto de la noche con diversión y compañía."

    MARTIN GRANDE le pregunta a GRANDE MARTIN ¿Cómo llegaste a tener el Prograna Despertar después de organizar los bailes de morondanga en Terremoto y pasar a la TV de los Patrón Costas? Grande Martín responde: "Por mi tío, el Coronel Carlos Grande, un emblemático de la dictadura militar y por medio del Capitán de Navío, Augusto Ulloa que era gobernador entré a Canal 11 de SALTA - Argentina por la puerta GRANDE después me quedé hasta que llegó el peronismo"


    Martín Grande reflexiona: "Este Grande Martín es un genio, fiel reflejo de mi mismo". Grande Martin no se hace esperar y le pregunta Martín Grande: ¿Cómo hiciste para abrir la FM Profesional? "Bueno eso se dá después que la traté de vieja en el Programa Despertar a la Mujer de Juan Carlos Romero, Bettina Marcuzzi, esposa del Gobernador. Me echaron a la shit..."

    GRANDE MARTIN le dice a Martín Grande: "Bueno pero tenés que contar que fuiste condenado por Calumnias e Injurias por haber tratado de delincuentes a los concejales y tuviste que pagar $ 10.000 a quienes te denunciaron" Y bueno, esto es así, hoy criticás, mañana cobrás o pagás"

    Martín Grande le pregunta a GRANDE MARTIN: Sé que estabas más caga´o que palo de gallinero... ¿cómo hiciste para instalar la FM Profesional. Me fui a verlo a Ricardo Gómez Diez, él lo habló a Don Ennio y no sé como hiceron pero me dieron $ 35.000 pesos a cuenta de publicidad futura y compré la radio a la remisera Profesional que estaba fundida"

    "Ahh - replicó GRANDE MARTIN - entonces ¿el Partido Renovador de Salta te instaló la radio? Martín Grande responde: "Sí, siempre fui renovador y del proceso, por mi tio el Coronel Carlos Grande de la Masacre de Palomitas..., hermano hay que jugarse y aplastar al que se te pone adelante, es la única forma de hacer guita..."

    Martín Grande le pregunta a GRANDE MARTIN ¿Por qué lo hacías pedazo al Gobierno de Romero? Y GRANDE MARTIN responde "Porque no me daban publicidad y por que Romero prefería a Mario Ernesto Peña... yo quería plata, orden de publicidad, por eso lo odiaba a Freddy Petrón y a Romero, pero finalmente aflojaron y me dieron publicidad y las tierras de en frente del Aeropuerto Internacional por chauchas y palitos y ahora soy dueño del country que están cosntruyendo ahí. Mis mejores clientes son los corruptos."

    Para mí no sirve el Nunca Más mejor es "Siempre Más":

    GRANDE MARTIN le pregunta a Martín Grande: ¿Te sentís bien con la gente y fustigando políticos? "Sí, me pongo loco, siento una euforia, los hago sufrir y después viene a mi radio y lo que ayer era malo, si portan bien los muestro diferentes y buenos. Eso soy yo, soy Martín Grande y tengo todo lo que tengo por los políticos. Tengo una finca en La Caldera, una mansión en la Avenida del Golfo en Tres Cerritos, las tierras del Aeropuerto Salta y viajo por todo el mundo, me estoy por comprar una finca en Anta para ser sojero, todo eso gracias al ex Gobernador Juan Carlos Romero."

    "Juan Carlos Romero, sos mi héroe y mi Dios"

    Martín Grande, locutor, le pregunta a GRANDE MARTIN: ¿No te parece que somos parecidos? GRANDE MARTIN RESPONDE: "Sí, somos parecidos, gemelos, idénticos, tenemos la misma sangre, por eso somos la misma persona." de Verdad, como nosotros no hay dos, Martin Grande o Grande Martín y FM Profesional, la herramienta más eficaz para currar politicos, empresarios y funcionarios." Y por eso somos Martín Grande o Grande Martín, ¡¡¡Viva El Show de la Remera Mojada!!!

    ResponderEliminar
  2. 1 - Aunque no es común oírlo, la alimentación de cada día puede influir en la aparición de una tercera parte de enfermedades malignas. La dieta rica en grasas y pobre en fibras, en términos generales, tiene relación con la incidencia del cáncer de mama, del cáncer de útero,colon cancer y del cáncer de próstata. Esto se atribuye a una influencia perjudicial sobre ciertas hormonas y sobre sales biliares del intestino.

    2 - Cuando aconsejamos disminuir las grasas en la prevención del cáncer, nos referimos particularmente a la grasa animal (carnes rojas, huevos, manteca, lechón, leche muy cremosa, embutidos, pescados grasos, etc.). Los alimentos grasos no deben exceder del 25 al 30% de calorías de nuestra dieta. Para reducir las carnes grasas, se aconseja reemplazarlas por carnes magras o aves sin la piel, como también pescados magros. Cambiar la manteca por margarina vegetal untable y sobre todo la leche entera por aquella descremada. En nuestro país, el promedio del consumo de grasas en nuestra alimentación es muy elevado y por ello debe ser cuidadosamente controlado.

    3 - Cuando los alimentos están envasados con conservadores, como son los nitratos u otras sales minerales, tienen el riesgo de desarrollar en el organismo algunos compuestos químicos cancerígenos llamados nitrosaminas, que son responsables de provocar tumores malignos en el esófago y en el estómago, como se observa con frecuencia en los países que usan alimentos conservados con nitratos, tales como Japón y Chile. Lo mismo ocurre cuando se abusa de alimentos ahumados, que también pueden ocasionar tumores en el tubo digestivo, de ahí que se aconseja elegir siempre alimentos frescos y elaborados en las formas más naturales posibles.

    4 - Los alimentos ricos en fibras nos protegen, sobre todo, de los tumores del intestino grueso (colon y recto) porque ayudan a evitar la constipación y con ello a irritar menos la pared del intestino. Las fibras están contenidas en los cereales como: maíz, trigo, salvado, etc. y en los vegetales verdes habituales en la dieta como, por ejemplo: coliflor, brócoli, repollo (colorado o blanco), espinacas, acelgas, zapallitos; y en las legumbres: lentejas, porotos, garbanzos. Diariamente deberíamos comer un plato de verduras. Es lamentable que nuestra población demore en hacer el cambio de reducir las carnes y aumentar los vegetales. Hágase de esto una norma en todas las familias.

    ResponderEliminar


Movimiento Peroncho!

¡Para que no nos laven el mate!

¡Para que no nos laven el mate!