domingo, 2 de mayo de 2010

La mafia médica


Estoy engripado, ¿qué me receta?
–Nada.

¿Ni un poquito de Frenadol?
-¿Para qué? ¿Para tapar síntomas? No. ¡Atienda a sus síntomas, escúchese! Y su alma le dará la receta.

Pero, ¿me meto en la cama o no?
–Pregúnteselo usted mismo, y haga lo que crea que le conviene más. ¡Crea en usted!

¡A los virus les da igual lo que yo crea!
–Ah, ya veo: elige usted el papel de víctima. Su actitud es: “Me agarré una gripe. Soy víctima de un virus. ¡Necesito medicinas!”. Pues sí, como todos...
–Pues allá usted... Mi actitud sería: “Me he regalado una gripe. ¡Soy la única responsable! Debo cuidarme un poco”. Y me metería en cama, reposaría, me relajaría, meditaría en cómo me he maltratado últimamente...

¿Se ha “regalado” una gripe, dice?
–¡Sí! Tu enfermedad viene de ti, no viene de fuera. La enfermedad es un regalo que tú te haces para encontrarte contigo mismo.

Pero nadie desea una enfermedad...
–Tu enfermedad refleja una desarmonía interior, en tu alma. Tu enfermedad es tu aliada, te señala que mires en tu alma, a ver qué te sucede. ¡Dale las gracias: te brinda la ocasión de hacer las paces contigo mismo!

Quizá sea más práctica una pastillita...
–¿Hacer la guerra a la enfermedad? Eso propone la medicina actual, y las guerras matan, traen siempre muertes.

No me dirá ahora que la medicina mata...
–¡Un tercio de las personas hospitalizadas lo son por efectos medicamentosos! En Estados Unidos, 700.000 personas mueren al año a causa de efectos secundarios de medicamentos y de tratamientos hospitalarios.

Morirían igual sin medicamentos, oiga.
–No. No si cambiamos el enfoque: la medicina actual ha olvidado la salud, ¡es una medicina de enfermedad y de muerte! No es una medicina de salud y de vida.

¿Medicina de enfermedad? Acláremelo...
–En la antigua China, un acupuntor era despedido si su paciente enfermaba. O sea, ¡el médico cuidaba de la salud! ¿Ve? Toda nuestra medicina es, pues, el fracaso total.

Prefiere medicinas alternativas, pues...
–Respetan más el organismo que la medicina industrial, desde luego: homeopatía (¡será la medicina del siglo XXI!)acupuntura,fitoterapia,reflexoterapia, masoterapia...la practica del yoga..la meditacion .. Son más baratas...
y menos peligrosas.

Pero no te salvan de un cáncer.
–¡Dígale eso a la medicina convencional! ¿Te salva ella de un cáncer?
Puede hacerlo, sí.
–Lo que hará seguro es envenenarte con cócteles químicos, quemarte con radiaciones, mutilarte con extirpaciones...
¡Y, encima, cada día aparecen más cánceres! ¿Por qué? Porque la gente vive olvidando su alma (que es divina): la paz de tu alma será tu salud, porque tu cuerpo es el reflejo material de tu alma. Si te reencuentras con tu alma, si la pacificas..., ¡no habrá cáncer!

Palabras bonitas, pero si un hijo suyo tuviese un cáncer, ¿qué haría usted?
–Alimentaría su fe en sí mismo: eso fortalece el sistema inmunitario, lo que aleja al cáncer. ¡El miedo es el peor enemigo! El miedo mina tus autodefensas. ¡Nada de miedo, nada de sumisión al cáncer! Tranquilidad, convicción, delicadeza, terapias suaves...

Perdone, pero lo más sensato es acudir a un oncólogo, a un médico especialista.
–La medicina convencional debiera ser sólo un último recurso, y muy extremo... Y si tu alma está en paz, eso jamás te hará falta.

Bien, pues tengamos el alma pacificada... pero, por si acaso, pongámonos vacunas.
–¡No! Las fabrican con células ováricas de hámster cancerizadas para multiplicarlas y cultivarlas en un suero de ternera estabilizado con aluminio (eso la de la hepatitis B, con su virus): ¿inyectaría usted eso a sus hijos?

Les he hecho inyectar ya varias...
–Y yo a los míos: fui médico, y por entonces no sabía aún todo lo que hoy sé... ¡Pero hoy mis hijos no vacunan ya a sus hijos!

Yo creo que seguiré vacunándolos...
–¿Por qué? La medicina actual mata moscas a martillazos: no siempre muere la mosca, pero siempre rompe la mesa de cristal. Son tantos los dañinos efectos secundarios...
¿Por qué abominó usted de la medicina?
–Yo me hice médico para ayudar. Me dediqué a la flebología, a las varices. Llegué a tener varias clínicas. Pero fui dándome cuenta del poder mafioso de la industria médica, que atenta contra nuestra salud, ¡que vive a costa de que estemos enfermos! Lo denuncié... y me echaron del Colegio de Médicos.
O sea, ya no puede usted recetar...
–¡Mejor! Los medicamentos están fabricados pensando en la lógica industrial del máximo beneficio económico, y no pensando en nuestra salud. Al revés: si estamos enfermos, ¡la mafia médica sigue ganando dinero!

¿Y a quiénes tilda de “mafia médica”?
–A la Organización Mundial de la Salud (OMS), a las multinacionales farmacéuticas que la financian, a los gobiernos obedientes, a hospitales y a médicos (muchos por ignorancia)... ¿Y qué hay detrás? ¡El dinero!

No escoge usted enemigos pequeños...
–Lo sé, pero si me hubiera callado, hubiese enfermado y hoy estaría ya muerta.

¿Cuál ha sido su última enfermedad?
–Hace dos días, ja, ja... ¡una diarrea!

Vaya: ¿qué reflejaba eso de su alma?
–Oh, no sé, no lo he analizado... Me he limitado a no comer... ¡y ya me siento bien!
Pero se pasa mal, ¿eh...? –Ja, ja... Si la enfermedad te visita, ¡acógela, abrázala! ¡Haz la paz con ella! No salgas corriendo como loco en busca de un médico, de un salvador... Tu salvador vive dentro de ti. Tu salvador eres tú. ¡Dios esta en ti!

Entrevista realizada por Victor-M.Amela a Ghislaine Lanctot, ex médica y autora del libro "La mafia médica", en el que cuestiona el sistema médico actual. Nací en Montreal (Canadá). Fui médico y hoy soy Ghislaine Lactot médico del alma. Me he divorciado dos veces y tengo cuatro hijos (de 37 a 28 años) y cuatro nietos. ¿Política? ¡Soberanía individual! Cree en ti: eres divino y lo has olvidado. La medicina actual fomenta la enfermedad, no la salud: lo denuncio en mi libro “La mafia médica”.

7 comentarios:

  1. Sería interesante que dice este bobo, de llas leuciemias que ocurren en chicos en el Htal (se curaran por la fe), ni que decir de las infecciones que mata pibes todos los días (curalas nomas con homeopatía), asi que la medicina y la enfermedad es un problema del alma?? Mira vos??
    ayay, Realmente sorprende aun leer estas cosas, mas parecidasa un extracto de un libro de Coelho que a algo serio.
    Y si, claro qeu las mafias médicas existen, y que los laboratorios tambiñen, pero si Ramón carrillo leyera esto, los agarraría a patadas en el tujes

    Diego

    ResponderEliminar
  2. hola diego, primero vamos con lo que estamos de acuerdo:
    - hay mafia medica, con lo que los intereses en ciertos tipos de tratamientos es obvio.

    despues no entiendo tu crítica sobre estas cosas "sacadas de un libro de coelho", ya que por ejemplo en los tratamientos para enfermos terminales es FUNDAMENTAL, el tratamiento sicologico, animico, de acompañar al enfermo, para que conserve sus fuerzas. Esto no te lo discute ningun médico,
    ¿entonces? ¿cual es el punto de tu discusión? ¿que hay de falso o incorrecto en el texto?

    ResponderEliminar
  3. Fitus , perdon porque ahora releo lo que puse y quizas sono agresivo, pero algunas cosas me sacan, porque juegan con la salud de la gente. Luego de las disculpas, te contesto.
    El texto tiene muchas falsedades y cosas peligrosas. Tratare de enumerarlas conforme releo:
    1. Uno no se enferme porque quiere salvo en cosas obvias como p ej, las relacionadas con habitos como tabaco, alcohol, etc.
    2.La enfermedad no refleja ninguna "demanda interior", una enfermedad, es producida por muchisimos facotres, y en muchos POCO TIENE QUE VER LO QUE QUIERA QUE SE LLAME ALMA.
    3. Es absolutamente falso que 1/3 de las personas hospitalizadas lo sean por culpa de los medicamentos, esa estadistica podria aceptarse cuando restringimos el grupo etario, aunque ahi si puedo concederte que es un problema real, mas alla de que el problema no son los remedios, sino cuando se prescriben mal.
    4. hay canceres curables de modo absoluto, y otros no. Pensar qeu estamos igual ahora que hace 200 años, es desconocer la realidad del modo mas extravagante, Miles de estadisticas te lo demuestran . la gente vive mas, ahora que cuando se vivia de un modo mas "natural", y si no viven mas, es por razones de politica sanitaria no de la medicina entendida como ciencia.
    5 hay vairas cosa mas, pero para no agobiar, me deengo solo en el tema vacunas. te diria que raya con lo delincuencial, No vacunar, es condenar a los pibes a la muerte, y eso es un ahija e putez, y unmedico que dice eso, o es un ignorante o es un delincuente. no se fabrican como dice ahi, hace rato ya. como muestra te cuento que cuando no se compraron los lotes correspondeintes de vacuna antisarampionosa, en la epoce del turco innombrable, fue el pico de muertes por esa causa en los pibes mas carenciados.
    quizas entiendeas un poco mas mi indignacion con lo qu epusiste, aunque reitero, no tenia por que escribir de modo agresivo.

    un abrazo

    Diego

    ResponderEliminar
  4. Hola diego, todo bien sobre el tono... es natural, porque cuando uno habla de estos temas siemre uno sale al ataque, a mi me pasa lo mismo, jejeje y mas cuando me pongo a discutir con otros.

    Bueno vos tratas muchos puntos y varios son discutibles, bastantes, y si ves algunos temas que trato en el blog, por ejemplo lo del tema de la mentira del sida, ¡seguramente te vas a poner mas del craneo! (y lo entiendo 100%).

    lo que decis de la estadistica puede ser, realmente el foco del artículo no son los números, asi que no lo tome como algo excluyente.

    lo de las vacunas es todo un tema... es obvio que la idea no es "dejar de vacunar", sino reemplazarla por otros tipos de cuidados. Las epidemias tenian su origen en ciudades sin medidas sanidatarias. El problema era otro, que terminaba detonando la epidemia, es un tema muy complejo...
    y después por otro lado es que no siempre la vacuna te previene, y a veces sin estar vacunado no te enfermas, porque hay muchas variantes, no pasa todo por si estas vacunado o no, por eso me parecio interesante el articulo, que promueve un método gratis para estar mejor, que es hacerse cargo uno de lo que le pasa, ser libre, y no victima y esclavo de la corporaciones medicas...

    un abrazo.-

    ResponderEliminar
  5. A mi me parecio jodido eso de que no son buenas las campañas de vacunacion , cuantas enfremedas infectocontagiosas se han evitado gracias a las vacunaciones masivas , aun se habla de la erradicacion de la viruela y el peligro del uso del virus que queda remanente en laboratorios como arma masiva contra lo que hoy seria una poblacion indefensa . Pobres las memorias de Salk o Sabin y cuantos niños hoy serian discapacitados ?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. mira javier, estoy de acuerdo, la vacuna si no tenes otro medio sirve, pero no es el único, ni y esto para mi es fundamental, "EL MAS IMPORTANTE" medio de protección para la salud.
    Las vacunas actuales no son lo que fueron,me voy a poner a armar un articulo, sobre la historia de las vacunas, y grandes ciudades del pasado que vivieron sanas sin necesidad de ellas.

    un abrazo.-

    ResponderEliminar
  7. Hola. Soy Valk, y he llegado hasta aquí, por esa Magia de la Internet, o más seriamente, por esa Magia que rodea nuestra Aura, y que nos hace recalar en sitios inesperados para nosotros, pero que están ahí por un mismo fin. Así que, el encontrarme con tu post, no es casualidad (nada lo es), es "causalidad". (Puedo demostrarlo con decenas de ejemplos en mi vida, pero esa es otra historia). En realidad, tanto tú, Fitus, como tú, Diego, tenéis razón, pero como suele pasar muy a menudo, los laterales no se ven bien, hasta que los miras desde arriba, o desde el centro, que es donde me encuentro yo, jeje.
    Bueno, mi opinión es que ambas cosas pueden y deben convivir juntas. Yo vivo desde hace apróximadamente (no es un dato que lleve muy en cuenta, la verdad, ya que no lo considero interesante), unos diez años con Arteritis de Takayasu, una de las enfermedades inmunológicas y genéticas, correspondiente al apelativo de Raras. Al día tomo 21 pastillas de farmacia, es decir, de la medicina común, por otro lado, el cannabis me va genial, tanto para los dolores, como para las arterias, y mi vida es el día a día, es ser Feliz, ahora.
    Para concluir, digo, que utilicemos las herramientas que tengamos a nuestro alcance, como por ejemplo, las diversas medicinas, las diferentes culturas que apuestan por la Felicidad como el resultado de alimentar nuestra Alma, las prácticas orientales, Yoga, Tai chi, Reiki, etcétera, utilicemos todo lo bueno que está a nuestro alacance, juntémoslo, y creemos un todo compacto que nos ayude a ser "nuestros propios Amos", y por ende, autogobernarnos. Si somos capaces de eso, y lo somos, doy fé de ello, las enfermedades poco a poco irán desapareciendo.
    Bueno, un saludo desde Gran Canaria, y Salud, y Buenos Sentimientos.
    PD: Si queréis, pasad por mi Blog. Os enlazo al post que escribí sobre como vivir con una enfermedad. Bye.
    http://valk-razondefe.blogspot.com/2009/05/mi-soberania.html

    ResponderEliminar


Movimiento Peroncho!

¡Para que no nos laven el mate!

¡Para que no nos laven el mate!