martes, 15 de junio de 2010

Transito Cocomarola, puente Pexoa

Un temita que me trae muchos recuerdos de una parte de mí y de mi historia...
De pendejo iba siempre para Corrientes en los verano, a visitar a la familia por parte de mi vieja.
¡Que tiempos! No había luz, tele, heladera y obvio que en verano entre el calor y los mosquitos se hacia difícil la vida. Aunque ahora realmente valoro haber vivido un estilo de vida que en pleno siglo 21 entre celulares, lcds y películas 3d pareciera como de hace mil años.
En fin, por mis vueltas de músico siempre mirando para afuera realmente estoy redescubriendo la belleza de la música argenta, esa que escuchaba mi viejo todas las mañanas mientras se tomaba unos mates antes de ir al laburo...
Él ya no esta, pero la música sigue sonando, y el acordeón del tata Cocomarola aquí esta para decir bien fuerte "¡presente!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Movimiento Peroncho!

¡Para que no nos laven el mate!

¡Para que no nos laven el mate!